VOLVER


Prevención de la Drogadicción


 
      

¿QUÉ ES LA DROGADICCIÓN?

La drogadicción es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación. Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte.

La dependencia producida por las drogas puede ser de dos tipos:

- Dependencia física: El organismo se vuelve necesitado de las drogas, tal es así que cuando se interrumpe el consumo sobrevienen fuertes trastornos fisiológicos, lo que se conoce como síndrome de abstinencia.

- Dependencia psíquica: Es el estado de euforia que se siente cuando se consume droga, y que lleva a buscar nuevamente el consumo para evitar el malestar u obtener placer. El individuo siente una imperiosa necesidad de consumir droga, y experimenta un desplome emocional cuando no la consigue.

Algunas drogas producen tolerancia, que lleva al drogadicto a consumir mayor cantidad de droga cada vez, puesto que el organismo se adapta al consumo y necesita una mayor cantidad de sustancia para conseguir el mismo efecto.

La dependencia, psíquica o física, producida por las drogas puede llegar a ser muy fuerte, esclavizando la voluntad y desplazando otras necesidades básicas, como comer o dormir. La necesidad de droga es más fuerte. La persona pierde todo concepto de moralidad y hace cosas que, de no estar bajo el influjo de la droga, no haría, como mentir, robar, prostituirse e incluso matar. La droga se convierte en el centro de la vida del drogadicto, llegando a afectarla en todos los aspectos: en el trabajo, en las relaciones familiares e interpersonales, en los estudios, etc.

¿CÓMO PREVENIR LA DROGADICCIÓN?

No se trata simplemente de prohibir la droga, ni de controlar su distribución. Aunque estas cosas son necesarias, el problema de la drogadicción tiene sus raíces en la sociedad misma. Es por ello que es necesario un compromiso de la sociedad en su conjunto. Padres, maestros, medios de comunicación, instituciones, etc., deben comprometerse a construir una sociedad nueva, donde sean promovidos los valores auténticos, especialmente los espirituales. De no hacerlo así, todas las estrategias de prevención serán inútiles, pues el problema de fondo seguirá existiendo.

Para las personas que ya han caído en el abuso de drogas, no bastan los simples tratamientos médicos, dado que existen otros problemas del individuo que están detrás del hecho de su drogadicción. Es necesario, junto con el tratamiento médico de desintoxicación propiamente dicho, un tratamiento de rehabilitación que haga que la persona redescubra su valor y su identidad más profunda. Este tratamiento no será posible sin la participación del individuo, sin su voluntad de cambiar. El apoyo de la familia y una adecuada asistencia espiritual son también fundamentales para la rehabilitación.

¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS DEL ABUSO DE DROGAS?

Entre las consecuencias del abuso de drogas podemos señalar:

- Trastornos fisiológicos y psicológicos: entre los trastornos fisiológicos tenemos el síndrome de abstinencia, convulsiones, cambios en el ritmo cardiaco, deterioro del sistema nervioso central, etc. Entre los trastornos psicológicos tenemos: alucinaciones, tendencias paranoicas, depresión, neurosis, etc.

- Deterioro y debilitamiento de la voluntad: el drogadicto se vuelve literalmente un esclavo de la droga, pudiendo hacer lo que sea para conseguirla.

- Deterioro de las relaciones personales: el drogadicto ya no es capaz de mantener relaciones estables, ya sea con familiares o amigos. Muchas veces roba o engaña para poder conseguir droga, lo cual deteriora aún más sus relaciones.

- Baja del rendimiento en el trabajo o en el estudio. Se llega al grado de abandonar metas y planes, recurriendo a la droga como única "solución".

- Consecuencias sociales: el drogadicto puede verse involucrado en agresiones o conflictos. Bajo la influencia de la droga se pueden llegar a cometer crímenes tales como robos o asesinatos.

- Consecuencias económicas: El uso de drogas puede llegar a ser muy caro, llevando al drogadicto a destinar todos sus recursos para mantener el consumo.

Las drogas no solamente tienen consecuencias negativas para quienes las usan. También se ven afectadas las personas que rodean al drogadicto, especialmente las de su entorno más cercano, como familiares y amigos. No es sólo la vida del drogadicto la que está en juego.

 


 

LA DROGODEPENDENCIA

En la actualidad existe un problema muy grave que afecta a muchísimas personas en nuestro país, el problema de las drogas y la drogodependencia.

Las drogas poseen todo tipo de sustancias químicas que de primeras nos llevan a un estado de euforia absoluta, pero que pueden causarnos muchos efectos secundarios muy negativos a corto y a largo plazo, y cada vez mas difíciles de evitar, ya que los riesgos de adicción son cada vez más altos y una vez enganchado a las drogas es muy difícil despegarse de ellas.

Las drogas afectan principalmente a personas en edad adolescente, básicamente porque son las más fáciles de manipular y de arrastrar.

Cada día son cientos de chicos y chicas los que tienen que acudir, en los casos más extremos, a centros de hospitalización y desintoxicación donde intentar recuperarse y tratar de iniciar una nueva vida lejos de las drogas, pero también son muchos los que sufren los efectos secundarios, caracterizados principalmente por cambios muy bruscos del humor, malas relaciones personales, déficits de atención, etc.…

En muchos casos estos efectos secundarios provocan un malestar general, tanto físico como psicológico, muy grande y eso les lleva a volver a consumir para intentar superar esa frustración que les supone.

Las drogas son como un círculo vicioso; es muy fácil entrar…pero muy difícil salir.

En la actualidad la droga más consumida es, según estudios recientes, el cannabis, seguido de cerca por la cocaína de las cuales se tiene muy poca percepción del riesgo que conllevan.

En los últimos años han aumentado los ingresos por psicosis y esquizofrenias en los hospitales por causa de las drogas y el número de adictos ha aumentado hasta un 126%.

Además, se ha demostrado científicamente que la, marihuana actual es muchísimo más perjudicial que la existente por ejemplo en los años 90.

Muchas personas no son capaces de admitir que tienen un problema de adicción a las drogas, simplemente se limitan a decir “yo casi no me meto…puedo dejarlo cuando quiera”, pero eso no es cierto.




RAP

Esta es la historia de aquel niño                                                       
de un niño marginado
que siempre sacaba dieces
y sin amigos al lado
el tenia un sueño
el sueño de ser popular
el estudiante sin amigos
que un día empezó a fumar
consiguió amigos fácilmente
pero lo hizo en alto precio
los estudios fueron mal
pero da igual, llenó el vacío
que sentía dentro
malas influencias
le llevan al mal camino
mucho cambiaste
engañaste a tu destino
niño ingenuo continuo
con los porros por diversión
las risas con los colegas
todo acabo en adicción
el caballito blanco
le atrapo en su telaraña
prostitución, drogas, alcohol,
fueron sus únicas hazañas
un niño capaz de matar
tan solo por algún gramo
perdiste tu vida y la
transformaste en un caos
tu vida fue infortunio
y es que ahora nadie te quiere
vendiste tu familia
por 4 papeles
ves ahora ya nadie le importas
perdiste a tus amigos
y es que entre deudas y deudas
solo ganaste enemigos
cuestión de tiempo el sentir
que tu vida era una mierda
siempre tirado en el parque
entre avenidas y aceras
estas solo y lo mas duro
es convivir en soledad
para ganarte el pan diario
ahora tiene que robar
delincuente juvenil
donde te llevaran tus pasos
si intentaste ir a mejor
y el intento quedo en fracaso
huyes pasan coches. oyes!
sirenas de fondo
que poco a poco se acercan
te reflejaba aquel foco
de luces rojas y azules
agentes te registran
es la hora de correr
si te pillan tu libertad confiscan
te pusieron sus esposas
directo a comisaría
te ficharon primer
contacto con la policía
un día calabozo
faltan fuerzas
de que ya no puedes hacer nada
con tu vida estando entre 4 paredes.

Es la historia de aquel niño
de un niño atropellado
ahogado entre llantos y sueños
un chaval desorientado
fantasías pesadillas
entre avenidas y aceras
despierta y deja a un lado
ya tus falsas penas.
Reflexiona, propón cambiar
tu vida si no es tarde
al salir del centro de menores
ves a hacer las paces
son aquellos que te querían
y tu les diste a espalda
avanza, quizás ahora

te ignorara la esperanza
tu infancia un mal recuerdo
k intentaras olvidar
intenta arreglarlo ya
no hay hombros en los k llorar
ves a hablar a arreglar las
cosas con tus familiares
llegas tarde, tu familia no esta
cambiaron paisajes
pasaron años, viviste
y conviviste sin trabajo
en las calles llenas de odio
siempre con ánimos bajos
ahora que ya eres mayor
querías borrar el pasado
necesitas ayuda
reconoce, estas acabado
no te rindas, sigue buscando
que quien busca encuentra
muchos años ya
vagando con cero respuestas
bebes de fuentes calientes
te alimentas de basura
vives 24 horas
recorres calles oscuras
siempre por el mismo barrio
conoces cada calle
conoces cada rincón
cada banco, cada detalle
por las noches tienes miedo
que te salga un pandillero
que puedan apalearte
apedrearte por rastrero
estas exhausto y con esperanzas
de encontrar trabajo
duermes bajo túneles
y a diez grados bajo cero
eres fuerte y a la vez débil
solo otro pasajero que va
en sentido contrario
buscando un camino correcto
nadie te regalo nada
ni 7 míseros céntimos
infausto amigo nómada
siempre con contratiempos
todos se ríen de ti
los niños te toman el pelo
y ya estas harto
de todas formas
jamás veras el cielo
estas cansado, agotado
estas dispuesto a rendirte
a darte por vencido ya
a acabar con tu alma triste
cargaste y despertaste
de aquel coma profundo
solo quedo en un largo sueño
chico estas devuelta al mundo
es la historia de aquel niño
de un niño atropellado
ahogado entre llantos y sueños
un chaval desorientado
fantasías pesadillas
entre avenidas y aceras
despierta y deja a un lado
ya tus falsas penas
la historia de aquel niño
de un niño atropellado
ahogado entre llantos y sueños
un chaval desorientado
fantasías pesadillas
entre avenidas y aceras
despierta y deja a un lado ya
tus falsas penas.

 



SOBRE DROGAS....

Ey! ¿Qué tal? Me llamo África y voy a contaros mi historia:

Yo soy una chica de 35 años y, la verdad, con bastante experiencia con las drogas a mis espaldas.

Bueno, yo ahora estoy rehabilitada y he pertenecido durante 7 años al proyecto hombre, un programa de desintoxicación.

Todo fue muy rápido y muy simple cuando empecé con las drogas. Estaba en una fiesta de unos colegas (como casi todos cuando empiezan) y un grupo que yo no conocía trajo unos gramos de coca para “alegrar” la fiesta. Particularmente, me parecía una tontería, nos lo estábamos pasando muy bien. Y nos dieron para probar. Yo no quería, pero como todos la probaban y tal, creí que por el simple hecho de meterme un cuarto o medio gramo de coca no iba a pasarme nada. Suena a típico de “por hacerse la chulica”, pero me sentía mal si no lo hacía y me hubiesen dejado de lado en esos momentos. Además, la curiosidad mata al gato…

En fin, teníamos entre 16 – 17 años y empecé en aquella fiesta. Luego, nos empezamos a meter de continua y ahora, aquí estoy contando esto. Yo ya conocía las diferencias entre las drogas blandas (que son el tabaco, el alcohol, los porros…) y las drogas duras (que son las que me empecé a meter desde aquella fiesta, la coca el caballo, la metadona, el éxtasis…) Y también me di cuenta de la gran diferencia que hay entre unas y otras. Con las primeras, me pillaba unos ciegos increíbles y unos cuantos vuelos con los fly, pero con las segundas los efectos ya eran más “divertidos”  y, sin darme cuenta, ya me había enganchado. Creía que era yo quien controlaba a la droga, pero me di demasiado tarde cuenta de que era ella quien me controlaba a mí.

Imagínate que llegué a creer que me perseguían elefantes gigantes y de colores… (Y no veas que susto que me metí. Me pegué toda la tarde corriendo de lado a lado para que no me pisaran.) Otro día, iba matando duendes, y otro, creí que era un chicle y me quedé toda la tarde pegado a la pared. Me ingresaron en un centro de desintoxicación, del que me escapé varias veces. Y de lo que sí me di cuenta, era que cada vez que iba, había más gente. Había que contar ya que mis estudios se acabaron, ya no me preocupaban. Había que ponerse a currar para poder comprarme la coca. Me di cuenta también de que los que ingresaban en centros de desintoxicación eran personas de 25 – 30 años, mientras que los que estaban al borde por sobredosis eran chavales de 18 – 28 anos o así. No sé… No sé si era por el campo de gente en el que me movía pero cada vez, había mas gente que antes no se metía y ahora sí.

Además, había muchos estilos diferentes de droga, y si no te gustaba una, podías probar con otras. Por ejemplo, están el cannabis y el hachís que son alucinógenos y pasaba unas buenas juergas con los bichos que me encontraba. La cocaína, la heroína y el crack, que en mis momentos bajos me daban una estimulación que me hacía creer que en esos mismos momentos era capaz de subirme un ocho mil corriendo y de bajarlo esquiando. Y no sé... también muchos mas... el opio, LSD, morfina…muchas. Aunque parezcan buenas y divertidas, no, no lo son. Te dejan bastante “pa´yá” y muy tocado. Te llevas unos cuantos sustos. No veas,  la cantidad de veces que me levante en un hospital, porque ha habido alguien que me ha encontrado por la calle tirada y he llegado incluso a estar en coma.  En fin… Se me pasaron esos años muy rápidos, y ahora, con 35 años, tuve un hijo del que ya no sé nada, pues me lo quitaron nada más nacer. Nació con abstinencia y dijeron que era por mi culpa, y para que el niño pudiera recuperarse y no se criara en un ambiente de drogas, me lo quitaron.

Espero que esto os haga reflexionar un poco. Es responsabilidad vuestra si empezáis a tomarlas o no, yo solo quiero que veáis la otra cara de las drogas.

 

Amanda.


 


Efectos de las drogas.

    Los efectos de las drogas pueden perjudicar el resto de tu vida, ¿cómo empiezas a tomarlas?, se empieza, normalmente, en la pubertad, cuando sales con los amigos y empiezas a fumar o beber demasiado, ese es el primer paso, de ahí al cannabis o resto de drogas solamente hay un paso. Suele ser la presión del grupo de amigos los que hacen que caigas en este tipo de consumiciones, y su adicción nos hace querer seguir consumiéndolas.

     Solemos desconocer sus efectos, y para cuando los conocemos es demasiado tarde, debido a que estamos enganchados, o aún cuando sabemos tales efectos, acabamos cayendo en sus efectos. Al principio se tomas para relajarse o pasar un buen rato, causa alucinaciones, o hace que sientas sensaciones que no son reales, y siempre dices “por una vez no pasara nada”, pero luego se convierte en un hábito diario, y sus efectos van aumentando, provocando pérdida de memoria, ataques de psicosis, paranoias, depresiones, delirios, etc. A causa de estos efectos, rendimos menos en nuestras tareas escolares, provocando malas notas, suspensos, repeticiones de curso o incluso el deseo de abandonar el estudio.

     La mejor manera de superarlo es mediante las asociaciones en contra de la droga que ayudan a desengancharse, como “El proyecto hombre” o “ El plan nacional de drogas”, a no ser que tengas la suficiente fuerza de voluntad para no pedir ese tipo de ayudas que pueden ayudarte a dejar estos malos hábitos. El tratamiento puede durar años, pero con esfuerzo se consigue eliminar el mono y esos hábitos.






La historia de mi vida.

 

Asustada sin saber qué hacer y qué pensar, mirando una puerta durante al menos 20 minutos decidí entrar.

Lo único que vi fue una clase llena de gente, todos sentados en circulo mirando hacia un mismo punto : el centro. 6 chicos y 5  chicas ocupaban esa habitación, estaba claro que ahí faltaba yo para hacer el equilibrio.

Una chica no paraba de hablar, yo intentaba escuchar pero los nervios, miedo y la desesperanza eran demasiado fuertes. En un momento determinado todo se centró en mi; 22 ojos me miraban fijamente esperando que yo hablara.  Hablé y lo admití.

"SOY DOGRADICTA"

Sin saber cómo empecé a hablar y a contar mi historia...

Soy una chica aplicada en estudios que mantenía una buena relación con sus padres decidí gritar un día al mundo que quería cambiar, quería algo diferente pero sin salir de mi vida, solo de mi rutina.

Quería un viaje con mis amigas pero nadie lo entendía. Mis padres, aquellos que me comprendían, me decían que aun era joven para tales aventuras. Todo esto acabo en una discusión y como toda buena discusión un portazo que cambiaría mi vida.

Mis padres dentro y yo fuera decidí innovar y cambiar mi vida, salir por sitios desconocidos a horas nuevas. Todo esto me llevo a conocer a gente nueva; gente con hábitos diferentes a los míos.

Ellos vivían de las drogas pero para mi todo aquello era una tontería, mientras ellos se drogaban yo aguantaba con un porro, una botella de whisky y como no , una buena borrachera.

Estuve meses y meses saliendo con aquella gente viendo lo que ellos hacían como algo normal y mi forma de ver el mundo iba cambiando, y como suele decirse la curiosidad mató al gato; decidí probarlo porque ¿qué pasa por probar algo nuevo?

Me gustó la sensación, esa sensación de poder con el mundo, de que todo esta bajo tus pies, veía cosas que en realidad no existían pero a mi me gustaba verlas.   Llegué a pensar que fui miles de cosas. Incluso una vez una cucaracha, y es que la droga da un sentido a la vida diferente del que tiene.

Mis padres me decían que ya no era la misma, que no sabían el que pero algo pasaba, mis notas claramente habían decaído, llegué a suspenderlo todo. Mis amigos, aquellos que realmente miraban por mi, los perdí a todos a causa de mi mal humor, pero a mi todo esto no me importaba porque mi vida paralela era fascinante.. tenia todo lo que quería en el momento en el que quería.

Un día una amiga se enteró y me pidió que le pasara algo para sus estudios, estaba claro que a ella todavía le importaban. Decidí pasarle speed.

Yo no vendía pero era algo tan simple como pedir a un amigo para vender a una amiga. Fue un circulo vicioso del que no encontré la salida.  Automaticamente me empezaron a llamar personas que no conocia para que les pasara setas, farlopa.. cualquier cosa.

Un día la policía vino a mi casa para decirle a mis padres en lo que andaba metida, ellos les echaron a patadas, tenían puesta en mi toda su confianza, aquella confianza que yo no merecía.

Me valoraban  más de lo que debían y mi sentimiento de culpa era horrible. En ese instante fue cuando me di cuenta de todo el daño que podía llegar a causar.

Me preguntaron si era cierto; lo negué. No tuve valor en admitir lo sucedido. En mi cabeza surgió una guerra psicológica entre lo que hacía y lo que debía hacer y decidí contarlo todo. Mis padres dejaron de hablarme, yo para ellos ya no pertenecía a su familia era solo una desconocida.

Ese fue sin duda el peor tiempo de mi vida, me sentía sola sin fuerzas para seguir adelante incluso pensé en el suicidio porque mi vida estaba claro que no le importaba a nadie, pero tampoco a mi.

En el momento que menos cariño esperaba me encontré a mi padre en un callejón y a oscuras me dijo que necesitaban tiempo, que no les era posible creer lo que veían y que la única forma de volver a ser una familia era asistiendo a proyecto hombre.

Y aquí estoy contando la historia de mi vida, teniendo la esperanza de que llegue un final que poder contar al mundo con un café, unos buenos ojos que me escuchen y habiendo aprendido a valorarme como persona.